CÓMO CALCULAR LAS FRIGORÍAS QUE NECESITA TU HOGAR

Cuando vas a comprar un equipo de aire acondicionado para tu vivienda lo primeo que debes saber es cuántas frigorías debe tener el equipo en función de las características de tu vivienda. Hay que elegir el aparato que mejor se adapte a tu hogar, el equipo debe tener la capacidad justa para obtener la mejor refrigeración. Esto significa que no debe quedarse corto pero que no consuma más energía de la necesaria para refrigerar la vivienda o estancia.

Antes de elegir el modelo que vas a comprar te indicamos cómo debes calcular las frigorías que necesitas:

Cuando hablamos de frigorías nos referimos a la unidad de energía que mide la absorción de calor. Aunque no se ha incluido oficialmente en el Sistema Internacional de Unidades (SI) (como sí lo están los metros, los kilogramos o los segundos), su uso está aceptado en el Sistema Técnico y se utiliza de forma generalizada para cualquier sistema de refrigeración. Muy frecuentemente, la potencia viene expresada en vatios (W), una unidad que sí está incluida en el SI, motivo por el que está muy extendida.

Independientemente del tipo de máquina (split, conducto, cassete…), las frigorías van a indicar la cantidad de calor que se extraen del ambiente. Por ejemplo, una máquina de 1.000 frigorías/hora extraerá 1.000 Kcal/h. Una frigoría/hora es equivalente a 1,163 vatios, por lo tanto 1000 vatios (1 kW) equivale aproximadamente a 860 frigorías/hora.

Normalmente, los sistemas de aire acondicionado para el hogar se encuentran entre las 2.000 y las 6.000 frigorías. Pero la realidad es que las frigorías que se necesitan dependen del tamaño de la estancia de la casa. Así que para calcular qué potencia se adapta mejor, ten en cuenta los metros de ese espacio. Debes medir el volumen de la estancia (en metros cúbicos). Una vez calculados debes multiplicarlos por 50 frigorías.

Un ejemplo sería: Si tu salón tiene 5 m de largo por 4 m de ancho y una altura de 2,5 m, multiplicaríamos: 6 m x 5 m x 2,5 m= 50 m3. Estos m3 se multiplican por las 50 frigorías y nos da un total de 2.500 frigorías. El equipo de aire acondicionado que debes comprar tiene que tener al menos 2.500 frig/h.

Hay factores que influyen y modifican este criterio de elegir las frigorías más adecuadas para una vivienda, por ejemplo, si la vivienda está situada en una zona muy cálida o por el contrario en una zona fría, la orientación de la vivienda, el aislamiento térmico del que dispone, el número de personas que viven en ella, etc. En casos de zonas con extremo calor o un aislamiento deficitario se debe aumentar en un 10% las frigorías.

No obstante, para asegurarte de que adquieres el equipo de aire acondicionado más adecuado para tu vivienda puedes acudir a un profesional para que te asesore, así sabrás que tu elección es acertada.