Calderas de Biomasa: Eficiencia, sostenibilidad y ahorro

En los últimos tiempos todos estamos tomando conciencia de la importancia de frenar el cambio climático y cambiar nuestros hábitos de consumo para conseguirlo.

Una de las medidas que debemos valorar es a la hora de invertir en un sistema de calefacción optar por la BIOMASA. Las calderas de biomasa y las estufas de pellet son un sistema de calefacción sostenible y eficiente. Este sistema de calefacción está especialmente indicado en las zonas frías.

La biomasa es una fuente de energía sostenible por el origen de su combustible. La biomasa son combustibles naturales como los pellets de madera, huesos de aceituna, residuos forestales, cáscaras de frutos secos, etc.

El funcionamiento de una caldera de pellet es similar a cualquier otra caldera. Primero se quema el combustible (el pellet o similar) generando una llama horizontal que entra en la caldera. El calor que se genera en la combustión se transmite al circuito de agua en el intercambiador incorporado en la caldera, con lo que se obtiene agua caliente para el sistema de calefacción o del agua caliente sanitaria (ACS).

En los últimos años se ha producido un auge en la venta de las calderas de biomasa y estufas de pellet motivado por la conciencia de la sociedad en usar energías poco contaminantes, la subida de precio de los combustibles fósiles, y el importante ahorro económico que suponen este tipo de sistemas de calefacción.

¡Te animamos a optar por la Biomasa!

  1. Ahorro de costes: de un 50 a un 70% en los gastos energéticos.
  2. Apoyo estatal. Subvenciones a fondo perdido y financieras.
  3. Rápida recuperación de la inversión, en torno a 3 años y larga vida de los sistemas de calefacción de Biomasa.
  4. Estabilidad de los precios en suministro de biomasa frente a los de origen fósiles. Se pueden garantizar disponibilidad y precios acotados con subidas de IPC de hasta 10 años.
  5. Es respetuosa con el medio ambiente, ya que es limpia, segura y previene incendios y plagas. Es un recurso renovable que genera emisiones neutras de CO2, puesto que el CO2 que las plantas absorben durante su crecimiento será prácticamente el mismo al que emiten durante su combustión.
  6. El uso de biomasa permite obtener la máxima calificación en eficiencia energética (clase A).